21 septiembre 2010

Las cosas que más odio de ir en bus

1. Cuando estoy comodamente sentado en el bus y se acerca sigilosamente alguna mujer con su hijo (no siempre un recién nacido, sino un niño de 5-6 años) en brazos, mirándome fijamente, poniéndome cara de tristeza como diciéndome "soy mujer!, tengo un bebé!...no me ves lo triste que es mi existencia!, sólo sentarme puede calmar esta desdicha". Chucha, por qué carajo hay tantos guaguas en Quito, al menos compren de aquellos canguros para que los niños no se estropeen tanto...y por cierto me chupan un huevo, la próxima vez no les cedo el asiento, la próxima vez vayan a victimizarse con otras personas, especialmente con otras mujeres.

2. Cuando el busero misteriosamente para el bus y la gente comienza a golpear las latas para que se apure. Chucha, por qué tanta violencia, no pueden sólo alzar la voz y decir algo civilizado?

3. Cuando las personas no diferencian un bus de una camioneta de fletes. Me cabrea cuando se suben al bus con gallinas, cajas con pollitos, costales de compras del mercado, vidrios para ventana, herramientas, cartones, etc.

4. Cuando un(a) anciano(a) se sube al bus y todos empiezan a hacerse los locos y TOCA ceder el puesto porque al menos tengo un poco de compasión y TODOS vamos a envejecer y me gustaría que tengan el mismo trato conmigo.

5. Cuando no se puede respirar en el bus. Chucha, prefiero un poco de frío a estar oliendo el sudor de las personas. Abran las ventanas, cojudos!

6. Si bien uno es esbelto, con la agilidad de un lince y unos reflejos como los de Jackie Chan, es imperdonable cuando el busero espera que uno se baje al vuelo...por suerte su vida es desdichada, eso me reconforta.

7. Cuando dejan el asiento calientito

8. Cuando un niño se duerme en mi hombro. Es imperdonable que alguien se duerma en mi hombro a menos que sea una mujer hermosa.

9. Cuando se sube un grupo de culicagados (generalmente reggaetoneros, pandilleros, etc) y empiezan a amedrentar a la gente del bus cantando o gritando.

10. Cuando se sube alguien enseñando el intestino salido de su vientre, laceraciones en sus piernas, brazos, etc...y esperan que uno se compadezca dándoles su monedita. Qué turro!

13 septiembre 2010

Te recuerdo Manabí

No quería recomenzar mis andanzas en el mundo del blog sin antes dejar mis semblanzas de mi corta estadía en tierras manabas, y qué mejor manera que desempolvando este video que realicé hace algunos años con el título de "El Manaba restaurante"


Las mujeres

Bueno, comienzo. Mi anonimato va perdiendo su espesor y como algunas personas saben, estuve trabajando de profesor en tierras del Viejo Luchador. Algo que me llamó harto la atención fueron las proporciones y el buen trato de las mujeres manabas. Ya deben haber leído mis quejas acerca de las quiteñas y en contraste, la manaba es inocente, tímida y sencilla. Aparte de su belleza y sus lindos cuerpos, tienen buena actitud al conocer a un extraño.

El primer día que llegué a Portoviejo me hice el primer levante de la manera menos ortodoxa posible: comprando leche en la tienda. Sólo bastó con que le pregunte cómo se llama la calle en la que estábamos para que ella tome las riendas y comience a indagar información de mí, se ponga coqueta y me PIDA MI NÚMERO TELEFÓNICO! Uno pensaría que la man es una puta, pero luego de varias salidas con ella me dí cuenta de lo duras que son las manabas porque hay que meter harto cerebro a esos culos, y de verdad que este hecho de "trabajarle" a la man, me devolvió el entusiasmo de entrar de nuevo a los juegos de seducción (que hace muchos años dejé de hacer).

Los nombres

Como ya dije, estuve dando clases por allá y lo que me llamó mucho la atención fueron los nombres. A uno de mis alumnos de nombre Walter Benedicto le pregunté cómo quería que le llame y me respondió sin chistar "Benedicto". Así me di cuenta de lo peculiar de sus nombres y de los orgullosos que están de tan curiosos nombres, pero lo mejor estaba por comenzar. La lista de apellidos de mis alumnos iba más o menos así:

Cedeño Cedeño xxxxx xxxxx
Cedeño Zambrano xxx xxx
Zambrano Loor xxxxxx xxxxx
Cedeño Loor xxxx xxxxx
Loor Macías xxxx xxxx
Macías Cedeño xxx x xxxxx

La comida y el trago

Está clarísimo que la comida de Manabí está buenísima. Lo que no sabía yo es que había comida comida "serrana" como la Fritada y el Hornado. "Profe, tiene que comerse algo TÍPICO DE Portoviejo...la fritada!" me decía un alumno vociferando. Así que accedí ir a la hueca "LA FRITADA CROCANTE", pedí una fritada y me traen carne estofada de cerdo en una cama de chifles.

La Fritada Crocante

La snaqui

Otro día fui al mercado, por recomendación de mis alumnos, y pedí un hornado en el comedor "LA MADRINA" y me ponen carne de chancho en una cama de arroz. Así ha sido allá.

En otra ocasión me llevaron a comer hot dogs en un kiosco en forma de ovni.

Avistamiento de platillos voladores en Portoviejo

Con respecto al trago, debo advertir de los efectos narcóticos del famoso Currincho. Este trago puro de caña embrutece en sus múltiples formas de prepararlo: El bien ponderado "gasolina de avión" al cual le echan menta y el "preparado" al cual le hechan cualquier tipo de fruta dentro de una botella. Estos brebajes los tomábamos por supuesto en la tienda de nombre "CHÚPATE ESTE"

Ah...y el dato más curioso es que cuando el manaba suelta una carcajada, hace este inexplicable movimiento puño y palma:

video

09 septiembre 2010

El retorno del más grande...

...desocupado.

Bueno, es de conocimiento público mi ausencia de casi mes y medio, pero he venido desde tierras manabas más recargado que nunca, con currincho aún corriendo por mis venas, con seco de lengua en mis heces fecales y con un dolor de huevos tremendo.

En fin, hace algún tiempo hice el cambio de look del blog, ahora le hice el cambio a la foto de perfil que me costó muchas horas de insomnio decidir si quitar la imagen del mítico y casi santo Jorge Porcel. Mi dilema estaba entre poner la foto del Caballo Rojas o la de Juan Camaney, pero al final puse un garabato de mí gambeteando el anonimato como Caniggia..... al final mi vida también es un garabato.

Así que bueno, parece que otros compas también andan en trámites de actualizar los blogs y darles nuevas pintas, me sumo a esta ola de desocupados. Sugieran algunos temas gozadores que quisieran ver plasmados en este irreverente pero humildísimo blog, mientras me pongo a escribir más y más dolorosas patadas en la entrepierna.