13 septiembre 2010

Te recuerdo Manabí

No quería recomenzar mis andanzas en el mundo del blog sin antes dejar mis semblanzas de mi corta estadía en tierras manabas, y qué mejor manera que desempolvando este video que realicé hace algunos años con el título de "El Manaba restaurante"


Las mujeres

Bueno, comienzo. Mi anonimato va perdiendo su espesor y como algunas personas saben, estuve trabajando de profesor en tierras del Viejo Luchador. Algo que me llamó harto la atención fueron las proporciones y el buen trato de las mujeres manabas. Ya deben haber leído mis quejas acerca de las quiteñas y en contraste, la manaba es inocente, tímida y sencilla. Aparte de su belleza y sus lindos cuerpos, tienen buena actitud al conocer a un extraño.

El primer día que llegué a Portoviejo me hice el primer levante de la manera menos ortodoxa posible: comprando leche en la tienda. Sólo bastó con que le pregunte cómo se llama la calle en la que estábamos para que ella tome las riendas y comience a indagar información de mí, se ponga coqueta y me PIDA MI NÚMERO TELEFÓNICO! Uno pensaría que la man es una puta, pero luego de varias salidas con ella me dí cuenta de lo duras que son las manabas porque hay que meter harto cerebro a esos culos, y de verdad que este hecho de "trabajarle" a la man, me devolvió el entusiasmo de entrar de nuevo a los juegos de seducción (que hace muchos años dejé de hacer).

Los nombres

Como ya dije, estuve dando clases por allá y lo que me llamó mucho la atención fueron los nombres. A uno de mis alumnos de nombre Walter Benedicto le pregunté cómo quería que le llame y me respondió sin chistar "Benedicto". Así me di cuenta de lo peculiar de sus nombres y de los orgullosos que están de tan curiosos nombres, pero lo mejor estaba por comenzar. La lista de apellidos de mis alumnos iba más o menos así:

Cedeño Cedeño xxxxx xxxxx
Cedeño Zambrano xxx xxx
Zambrano Loor xxxxxx xxxxx
Cedeño Loor xxxx xxxxx
Loor Macías xxxx xxxx
Macías Cedeño xxx x xxxxx

La comida y el trago

Está clarísimo que la comida de Manabí está buenísima. Lo que no sabía yo es que había comida comida "serrana" como la Fritada y el Hornado. "Profe, tiene que comerse algo TÍPICO DE Portoviejo...la fritada!" me decía un alumno vociferando. Así que accedí ir a la hueca "LA FRITADA CROCANTE", pedí una fritada y me traen carne estofada de cerdo en una cama de chifles.

La Fritada Crocante

La snaqui

Otro día fui al mercado, por recomendación de mis alumnos, y pedí un hornado en el comedor "LA MADRINA" y me ponen carne de chancho en una cama de arroz. Así ha sido allá.

En otra ocasión me llevaron a comer hot dogs en un kiosco en forma de ovni.

Avistamiento de platillos voladores en Portoviejo

Con respecto al trago, debo advertir de los efectos narcóticos del famoso Currincho. Este trago puro de caña embrutece en sus múltiples formas de prepararlo: El bien ponderado "gasolina de avión" al cual le echan menta y el "preparado" al cual le hechan cualquier tipo de fruta dentro de una botella. Estos brebajes los tomábamos por supuesto en la tienda de nombre "CHÚPATE ESTE"

Ah...y el dato más curioso es que cuando el manaba suelta una carcajada, hace este inexplicable movimiento puño y palma:

video

4 comentarios:

mauflagrum dijo...

jajajajaja buenazo!!!! definitivamente mi tierra manabí es un mosaico de cosas jocosas, habitada por hombres bravos y mujeres aún más bravas!!!!

saludos compa

Vividisimo dijo...

¡¡¡Bravísimo!!! Felicitaciones por tu regreso Estertor... Viniste como un campeón, a dar la vuelta olímpica en la propia cancha. Saludos y gracias por dejarnos ser adolescentes otra vez... "El Manaba", nunca lo olvidaré.

Anónimo dijo...

"Trabajarla" oiga las mujeres no somos un pedazo de tierra

Anónimo dijo...

simon loco muy weno el post!! pero te pasaste con esa webada de "meterle cerebro a esos culos" y lo de trabajarla... la cagaste con eso jajaja.. el resto todo bakan...